---LA EDUCACION Y EL VERDADERO AMOR---

 

Pontevedra a 26 de julio de 2009 (La educación y el verdadero amor)



Hola hijos míos. Sabéis casi todos, que en éstos días en España, la gran polémica ésta vez, es si se rebaja, la edad penal, por debajo de los catorce años, debido a que nuestros niños, cada vez, cometen mas delitos, aunque, ahora, tanto revuelo, tanta alarma social, se deba, a que éstos delitos, sean de violación. Parece que, hasta que, se han matado y violado niñas, no parecía toda ésta cuestión de violencia y delitos infantiles, importarle mucho a la sociedad, o por lo menos, no parecía un tema, tan importante y polémico, como ahora lo es.


¡Bueno, parece que hay que molestar a satanás, para que, satanás empiece a revolverse, y, a remover a la sociedad, y a crear polémica, y revolución donde no la había!


¡Y yo vuelvo a deciros! ¿Donde están los hombres?



Muchos sabéis ya, desde hace muchos años, por muchos de mis trabajos, cuando firmaba como Cristo Maestro Niño, que siempre me he reconocido, como un mal padre, y, que, para mi, ser padre, había sido, y es, la cosa mas difícil, con la que, me había encontrado nunca. Pues reconocía, mis defectos, mi ignorancia. Pero, de lo que mas me daba cuenta, era que muchas veces, sin poder remediarlo, transmitía a mis hijos mis defectos, mis manías, mis errores, mis paranoias del momento y circunstancia.


Y también sabia que, muchas veces transmitía, todos mis errores y defectos de forma consciente, y otras veces, de forma inconsciente, pero que, de todas formas, y fuese, como fuese, esto no era bueno.


Y mi conciencia, me atormentaba día a día, noche a noche, momento a momento, para que, procurara corregirme en cada acción, en cada sentimiento, en cada comportamiento, en cada palabra. Mas la educación forjada en mi, se tornaba la mayoría del tiempo, en una frontera invisible, y casi invencible, que de forma automática, me hacia actuar, y para cuando me daba cuenta de mis errores, ya éstos, posiblemente habían hecho un daño en mis hijos, muy difícil de restaurar, tan solo, con mi dolor de conciencia. Y que ya, habían hecho un daño en mis hijos, muy difícil de reparar, tan solo, con mi arrepentimiento.


¿Pero, sabéis, cual es la gran diferencia, entre la mayoría de vosotros, y, yo?


Que yo, siempre sentí dolor y tristeza, por mis errores cometidos, y además, luché ideologicamente durante muchos años, para que todos tomarais conciencia, de lo malos padres que eramos, y, de que toda la culpa, y, responsabilidad, la teníamos nosotros, los padres y los adultos, y, que, no eran los niños, que salían malos, que salían traviesos, mentirosos, ladrones, asesinos, etc.


Y no es que los niños, nazcan malos, traviesos, mentirosos, ladrones, asesinos, etc. sino, que, imitan nuestro comportamiento.


Y no es que los niños, nazcan malos, traviesos, mentirosos, ladrones, asesinos, etc. sino, que, imitan nuestras acciones.


Y no es que los niños, nazcan malos, traviesos, mentirosos, ladrones, asesinos, etc. sino, que se ven reflejados en el espejo, que somos nosotros mismos.


Y no es que los niños y jóvenes, por muchas tendencias genéticas que traigan, nazcan malos, traviesos, mentirosos, ladrones, asesinos, etc. sino, que se ven reflejados en el espejo, que somos todos aquellos, que los rodeamos, que los educamos, y, formamos la sociedad.


Aunque, ésta batalla ideológica, de lucha por la buena educación de todos los niños y jóvenes de éste mundo, me costara conscientemente la discriminación, a que se vieron sometidos luego mis propios hijos, seguí adelante, porque, lo importante, es tratar de influir en la sociedad, para que todos algún día, pudiésemos ser felices, aunque ésto significara, el sacrificio de la educación institucional de mis propios hijos, aunque ésto significara, mi propia derrota personal, para con mis hijos y aunque ésto significara, la derrota no solo de su educación, sino también de su vida laboral, y también la derrota de ver a mis hijos discriminados y frustrados. Ésto, también remuerde mi conciencia como padre humano, y como humano, ésto hace que me sienta culpable, por no haber sido mas egoísta y mirar mas, por mis propios hijos. Ésto, con otros muchos de mis defectos y errores, es lo que mis hijos pueden reprocharme.




¡Durante generaciones, habéis dejado la educación de nuestros hijos, en manos de la maldad!


¡Durante generaciones, habéis dejado la educación de nuestros niños, en manos de la maldad!


¡Durante generaciones, habéis dejado la educación de nuestros jóvenes, en manos de la maldad!


¡Durante generaciones, habéis dejado la educación de los adultos, en manos de la maldad!


¿Y quien educa ahora, a los padres, mal educados?


¿Y quien educa ahora, a los profesores y maestros, mal educados?


¿Y quien educa ahora, a los religiosos, mal educados?


¿Y quien educa ahora, a los políticos, mal educados?


¿Y quien educa ahora, a toda la sociedad, mal educada?



¿Y quien educa ahora, a todo un sistema de vida humana, basada en el asesinato, en el robo, en la mentira, en el engaño, en la fornicación, en la violencia, etc.?


¿Y quien educa ahora, a todo un sistema de vida humana, basada en el incumplimiento de los Mandamientos de la Ley de Dios?


¿Como podéis ser tan hipócritas, de no reconocer ésto, que os digo?


¿Acaso no estamos educando a todos los niños y jóvenes, en base a unos pensamientos, y palabras, y haciendo una educación CONTRARIA y paralela, mas fuerte e intensa, con nuestro comportamiento?


¿En éste mundo, que son mas poderosos, y que son mas efectivos, los pensamientos y las palabras, en los cuales basamos la educación de nuestros niños y jóvenes, o, nuestras acciones, y, nuestro comportamiento?


¿En ésta realidad, que surte mas efecto y es mas poderoso, sobre la educación de nuestros niños y jóvenes, los pensamientos y palabras, o, nuestro ejemplo diario, o, nuestro ejemplo con nuestras aptitudes, o, nuestro ejemplo con nuestros sentimientos, y, emociones, expresados calladamente?


¿En ésta realidad, que hace mas efecto y es mas poderoso, sobre la educación de nuestros niños y jóvenes, los pensamientos y palabras, con los cuales los educamos, o, nuestras aptitudes, o, con el ejemplo de nuestros sentimientos y emociones, de cada momento, que nos toca vivir, expresados abiertamente?


¿En ésta realidad, que es mas poderoso y efectivo, sobre la educación de nuestros niños y jóvenes, los pensamientos y palabras, con los cuales los educamos, o, hace más efecto nuestras aptitudes, o, hace mas efecto nuestro ejemplo, o, hacen más efecto, nuestros sentimientos y emociones, de cada instante, que nos toca vivir, expresados abiertamente?


¿En ésta realidad, que es mas poderoso y hace más efecto, sobre la educación de nuestros niños y jóvenes, los pensamientos y palabras, con los cuales los educamos, o, nuestras aptitudes, o, con nuestro ejemplo, o, hace mas efecto, nuestros sentimientos y emociones, de cada circunstancia, que nos toca vivir, expresadas abiertamente?


¿En ésta realidad, que es mas poderoso y hace mas efecto, sobre la educación de nuestros niños, los pensamientos y las palabras, con los cuales los educamos, o, nuestras aptitudes tradicionales de cada momento, o,


es mas poderoso el efecto que causa, nuestro ejemplo, de la mentira de cada instante, o,


es mas poderoso el efecto que causa, nuestro ejemplo, de la hipocresía de cada circunstancia, que nos toca vivir, expresadas abiertamente, o, calladamente?



¿Acaso pensáis, que nuestros niños y jóvenes, no se ENTERAN, de que les educamos, diciéndoles unas cosas, mientras nosotros, con nuestras aptitudes, con nuestros sentimientos y emociones, LES DEMOSTRAMOS, todo lo contrario?


¿Acaso pensáis, que nuestros niños, no se ENTERAN, de que les educamos, diciéndoles unas cosas, mientras nosotros, con nuestras aptitudes, con nuestras acciones y comportamiento, les DEMOSTRAMOS, que SOMOS, todo lo contrario?


¿Acaso pensáis, que nuestros niños, no se ENTERAN, de que estamos educándolos, como si fuesen tontos?


¿Acaso pensáis, que nuestros niños, no se ENTERAN, de que los estamos educando, con mentiras, con engaños, y, con hipocresía?


¿Por qué, creéis que se rebelan, cuando son jóvenes?


¿Acaso, no es la respuesta revolucionaria de unos jóvenes, que se saben haber sido engañados, durante toda su educación?


¿Acaso, no es la respuesta revolucionaria de unos jóvenes, que se sienten frustrados, por el comportamiento hipócrita de sus padres?


¿Acaso, no es la respuesta revolucionaria de unos jóvenes, que se sienten frustrados, por sus profesores, maestros y educadores?


¿Acaso, no es la respuesta revolucionaria de unos jóvenes, que se sienten frustrados, por sus religiosos y políticos?



¿Como podéis ser, tan irresponsables, como podéis, ser tan hipócritas, como podéis ser, tan mentirosos, con la educación de nuestros niños y jóvenes?

 

¿Como podéis ser tan poco sinceros, tan poco decentes y tan poco honrados, con la educación de nuestros niños y jóvenes?



¿De verdad, que creéis, que ésta educación, es amor?


¿De verdad, que creéis, que queréis, a vuestros hijos?


¿De verdad creéis, que los niños, no se ENTERAN muy pronto, que clase de amor, les tenéis?





¿De verdad creéis, que los niños, no se ENTERAN, que lo que vosotros llamáis amor, en realidad, se parece mas al odio, al rencor y a la venganza?



Educamos a nuestros niños y jóvenes, para ser competitivos a todos los niveles, en todas las facetas y circunstancias de la vida, donde todo vale, si no te pillan o cogen, sin importar verdaderamente la honestidad, la honradez.


Educamos a nuestros niños y jóvenes, para ser competitivos a todos los niveles, en todas las facetas y circunstancias de la vida, donde todo vale, si no te pillan o cogen, sin importar verdaderamente cumplir con las leyes y normas humanas.


Educamos a nuestro niños y jóvenes, para ser competitivos a todos los niveles, en todas las facetas y circunstancias de la vida, donde todo vale, si no te cogen o pillan, sin importar verdaderamente cumplir con los Mandamientos de la Ley de Dios.



Educamos a nuestros niños y jóvenes, en base a unos pensamientos y palabras, y, con nuestro ejemplo, les educamos a hacer, y a comportarse como bestias.




¡Les reñimos, los castigamos, les pegamos, para que no se comporten, como nosotros lo hacemos!



¡Los suspendemos, por no saberse los exámenes, que nunca hemos aprobado los adultos! ¿acaso memorizar, es aprender a ser racional?



¡Los suspendemos, por todo aquello, que nosotros, nunca hemos aprobado!



Y con nuestras acciones y comportamiento, les enseñamos a ser mentirosos, e, hipócritas.


Y con nuestras acciones y comportamiento, les enseñamos a ser delincuentes.




¡Y ahora, que los hemos convertido, en todo aquello, que les hemos enseñado a ser, queremos modificar las leyes penales, rebajándolas de los catorce años!




¿Y cuando empiecen a delinquir, a los diez años, rebajaremos las leyes penales, hasta los diez años?


¿Y cuando empiecen a delinquir, a los siete años, rebajaremos las leyes penales, hasta los siete años?


¿Y cuando empiecen a delinquir, a los cinco años, rebajaremos las leyes penales, hasta los cinco años?



¿Acaso, no sea mejor, empezar ya, a educarlos, en las cárceles?


¿Acaso, no es ya, una gran cárcel, la realidad, con la cual, los educamos?


¿Acaso, no es ya, una gran cárcel, la mentira y la hipocresía, con que los educamos?


¿Acaso, no es mejor matarlos, antes de que nazcan, como ya estáis legislando?



De verdad os digo, que, tan claro como el cielo azul y la noche estrellada, que, si no cambiáis y os volvéis como niños, a como eran antes de que a éstos, los hubierais corrompido, con vuestros sentimientos, a como eran antes de que los hubierais corrompido, con vuestras emociones, a como eran antes de que los hubierais corrompido, con vuestras mentiras, engaños, hipocresías, con vuestra delincuencia, hasta entonces, vuestro amor, hacia los niños, se llamará frustración.


De verdad os digo, que, si no cambiáis y os volvéis como niños, a como eran antes de que los hubierais corrompido, con vuestras acciones y comportamiento, hasta entonces, vuestro amor, hacia los niños, se llamará injusticia.


De verdad, que os digo, que, si no cambiáis y os volvéis como niños, a como eran antes de que los hubierais corrompido, con vuestras acciones y comportamiento, hasta entonces, vuestro amor, hacia los niños, se llamará odio.


De verdad, que os digo, que, si no cambiáis y os volvéis como niños, a como eran antes de que los hubierais corrompido, hasta entonces, vuestro amor, hacia los niños, se llamará rencor.




De verdad, que os digo, que, si no cambiáis y os volvéis como niños, a como eran antes de los hubierais corrompido, hasta entonces, vuestro amor, hacia los niños, se llamará venganza.



      Dios Poderoso(Cristo Maestro Andar)



¡Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías!


¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!


¡Manifestémonos por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por nuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra.


Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles!


¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡ POR UN SOLO DIOS!


Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.


-Dios Poderoso(Cristo Maestro Andar)


Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)


(Mas información en: ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)





26/07/2009 17:39 Cristo Enlace permanente. sin tema