20141211192456-imagen454.jpg

LOS VALORES MORALES, ÉTICOS, RELIGIOSOS, POLÍTICOS, SOCIALES, ECONÓMICOS, ETC.

A 29 de noviembre de 2014.

 

Bueno, escuchando la radio y atendiendo a los que decís los contertulianos del programa mañanero (el sábado 29 de noviembre de 2014) de RTVE, queda ya muy poco que decir, pero como bien opina uno de estos tertulianos: “Por mucho que se diga, no se hace nada”. Porque una cosa es hablar, decir, opinar, charlar, conferenciar o predicar, y, otra cosa muy distinta es hacer. Y Otro tertuliano dice que nunca se llegan a perder los valores éticos, morales, políticos, etc., porque siempre se muestra precisamente preocupación por perderlos. Sin embargo, yo os digo, qué los valores, los verdaderos valores, nunca se han perdido, porque nunca los hemos hallado. Porque hallarlos es manifestarlos socialmente, ponerlos en práctica socialmente y durante el tiempo suficiente como para que la historia lo recuerde como un gran ejemplo a seguir. Porque hallar o encontrar un valor, y en un momento determinado de tiempo sentirlos, tampoco es hacerlos y manifestarlos el tiempo suficiente como para que maduren y permanezcan asentados en el tiempo y en la evolución genética humana, durante siquiera una generación. Asentados como una vivencia cotidiana y rutinaria, que culturalmente y tradicionalmente, permanece no solo en nuestros más profundos genes, sino que permanece socialmente como algo de normal educación en todo tipo de culturas, y de manera global, y, esto todavía no lo hemos conseguido. Pero pronto empezaremos a conseguirlo y hallar por fin los verdaderos valores éticos, morales, religiosos, políticos, sociales, etc., que cambiarán nuestras vidas ya para siempre, y para siempre empezaremos por fin a ser felices de verdad. Para esto, es que Dios me ha enviado a este mundo.

 

Los valores sociales, morales, éticos, económicos, políticos y religiosos, son muy idealistas y hasta maravillosos, en sus comienzos y en sus primaveras fundacionales, tanto como en estados, como en religiones. Pero una vez asentados y constituidos, y legalizados, es cuando empiezan a corromperse, y empiezan a adaptarlos a los sistemas antiguos de dominación, jerarquización, esclavización moral y ética, explotaciones sociales injustamente legales, y manipulaciones egoístas de todo tipo, de los ciudadanos y los pueblos. ¿Y, sabéis por qué? ¡Porque son siempre los mismos o sus descendientes, los que tardan muy poco en apoderarse de las cúspides de todos estos movimientos sociales, políticos, éticos, religiosos, etc., para siempre volver a la rutina corruptamente cotidiana, de sobrevaloración de los instintos más egoístas del animal que también constituye al ser humano! Y, que, por ser estos instintos físicamente más fuertes, dinámicos, enérgicos, intensos, y, sobre todo más mortales, son los que precisamente imperan sobre los más intensos y fuertes instintos sutiles, elevados, puros, ideales de justicia, igualdad, amor, paz, felicidad social. Y, que estos son, recientes, novatos, nuevos, etc., en nosotros, en nuestra evolución como seres racionales, comparados con los millones de años que llevan los instintos animales evolucionando. Y, es por esto, que no es poca cosa, sino que nos suele sobrepasar con facilidad, y sobrepasar nuestras fuerzas y todos los intentos que empezamos con mucho empuje, pero que pronto se desinflan, porque siempre terminamos por fracasar una y otra vez, al intentar resistir en la calle, en la práctica del pisar sobre el terreno de nuestras emociones y sentimientos, el vivir un constante y permanente ideal espiritual. Porque aunque sea, un ideal moral, ético, social, político, económico o religioso, siempre mucho antes, ¡ya es y ha sido, una razón espiritual! ¡Siempre todos los ideales de justicia, de paz, de amor, de igualdad, de felicidad, incluso antes de que se nos manifiesten, son manifestaciones racionales del espíritu! ¡Y, ya mucho antes de que en nosotros se manifiesten, existen dentro de nuestras almas, porque no se puede manifestar nada que en principio no exista, porque si se manifiesta es porque existe, está y es! Y, como ya os tengo dicho, la racionalidad espiritual, no es la misma racionalidad humana. A esta, la racionalidad humana común, todavía le falta mucho por descubrir, para alcanzar un cierto grado evolutivo, para comprender y sobre todo, poner en práctica, la racionalidad espiritual más elevada, más pura, más idealista, más perfecta. Y, muchos os estaréis preguntando entonces, ¿qué es la racionalidad espiritual? Y, yo, para responderos a esa pregunta, os haría otra, ¿qué es el espíritu según los conocimientos antiguos de las principales religiones, o como Dios nos lo suele mencionar? Y, en verdad, os digo, que, en principio el espíritu es la “Vida”. Y, el espíritu en general es la vida de todo cuanto existe en común, colectivo, individual y en personal. Pero resulta que la Vida de todo cuanto existe, ya sea en común, colectivamente, por especie, por raza, individualmente o personalmente, NO TIENE el mismo grado de evolución o perfeccionamiento, y, aquí, es, donde reside la cuestión, y las grandes cuestiones, y, es donde reside la diferencia, y el padre y la madre de todas la diferencias. ¿Y por qué? ¡Porque, cuando aunque sea a nivel individual y se sea de la misma especie o raza, si en su genética dos de estos seres, no constituyen o arrastran el mismo grado de evolución espiritual, no puede existir entre ellos una buena o perfecta comunicación, y, por lo tanto, no tienen una misma percepción de la realidad que los dos estén compartiendo, aunque esta realidad la estén compartiendo al mismo tiempo, y en el mismo lugar! ¡Y, esto es muy serio! ¡Y, esto es muy importante comprenderlo! ¿Comprendéis ahora, por qué tantos seres humanos tienen muchas diferentes opiniones sobre una misma realidad o experiencia vivida conjuntamente al mismo tiempo y en un mismo lugar? ¡Porque según su grado de evolución, o perfección espiritual, así es su percepción de la realidad, y así es como la detectan diferentemente sus emociones, sentimientos, y así, a partir de estos, la cocinan cada uno de diferente manera en sus pensamientos, pasiones y deseos! ¿Pero por qué, si unos seres son de la misma especie o raza, no tienen el mismo grado evolutivo o de perfección? ¡No lo tienen, porque, en cada ser, aunque sea individualmente, arrastra en su genética, toda la evolución y perfección de la “Vida”, desde su principio, desde que la “Vida ha comenzado a existir, y, también arrastra de manera individual aquellos rasgos, características, genéticos, que como individuo, especie, raza, etc., ha conseguido particularmente! ¿Pero entonces porque todos los seres existentes, ya sea a nivel individual, colectivo, especie, raza, etc., y que forman parte de la vida NO tienen el mismo grado de evolución y perfección? ¡Porque, la “Vida” en sus diferentes modalidades, formas, existencias, ciclos, especies, razas, seres, etc., se está reciclando constantemente, para adaptarse a superar eternamente todas las dificultades, experiencias, opciones, problemas, etc., que surjan y existan! ¡Y, porque, cada individuo, raza, especie, etc., se recicla, cambia, evoluciona, se perfecciona! Y para que estas preguntas no se hagan infinitas, que ya conozco vuestra naturaleza humana, os diré que, cuando algo se recicla, cambia, evoluciona, se perfecciona, etc., ¡lo hace en una misma dirección, pero en diferentes sentidos! ¡Y, aquí, es donde comienzan las diferencias de perfeccionamiento y evolución entre seres vivos, aunque se sea de la misma raza, especie, etc.! Es como una gran autopista donde existen muchos carriles en dos sentidos, tomar un determinado sentido de la circulación, conduce hacia lo alto, el cielo, la perfección, el grado más elevado de evolución conseguido, etc., e, incorporarse a este autopista en el otro sentido de la circulación, conduce hacia todo lo contrario, hacia el reciclado involutivo, a la transformación de la energía vital, en un caldo inconsciente, desde donde partirá de nuevo hacia el retorno, y dar la vuelta en la rotonda, dar la vuelta en la plaza, y cambiar de sentido, y tomar la senda espiritual, tomar la senda de la vida que conduce de nuevo hacia lo más alto, HACIA LA TOMA DE CONCIENCIA COLECTIVA Y HACIA LA TOMA DE CONCIENCIA PROPIA, DE UNO MISMO, DE SU PROPIA EXISTENCIA, DE COMO ES, TOMAR CONCIENCIA DEL TIEMPO, TOMAR CONCIENCIA DE SU DESTINO, TOMAR CONCIENCIA PARA ALCANZAR EL LIBRE ALBEDRÍO, y decidir libremente con sus actos y manifestaciones, si sigue o no, el camino que conduce y lleva, hacia lo más elevado de la evolución y perfección, que la “Vida ha alcanzado”, Pero la gran mayoría no lo conseguirán, porque es un camino difícil, arduo, angustioso, terrible, donde se exige lo máximo de cada ser, especie, raza, etc., y, para ello, en este largo camino de la “Vida”, y en su autopista, y autovía de la vida, existen muchas rotondas y plazas, donde se puede cambiar el sentido de nuestra marcha, y debido a nuestra libertad, libre albedrío, etc., siempre tendremos las opciones de escoger lo que cada cual como individuo, raza, o especie, decidan, etc., libremente. Y, es por esto, que, aun teniendo toda la “Vida, Dios, Espíritu de Dios, etc.” en sus diferentes formas de manifestarse, el mismo tiempo de existencia, no tienen todos los seres que componen la “VIDA, DIOS, ESPÍRITU DE DIOS, ETC.” el mismo grado de perfección y alta evolución, porque, unos ya sea individualmente o colectivamente, se esfuerzan más y otros menos, y, porque, unos ya prefieren a pesar de lo esfuerzos, sacrificios, sufrimientos y angustias, requeridas y requeridos, siempre o casi siempre escogen por su composición genética, cultural y tradicional, de sus almas, el sentido de la dirección que conduce a avanzar hacia los Cielos, hacia las Alturas, hacia la Perfección, hacia la Evolución más Alcanzada, hacia los Ideales más perfectos y felices, etc., y, otros permanecen mucho tiempo en su vida saliendo y entrando en las plazas, rotondas, etc., y subiendo y bajando en los dos sentidos, porque no acaban de decidirse y manifestarse todo el tiempo por un solo sentido, por lo que unas veces deciden salir y volver a entrar para retroceder, y otras veces hacen lo mismo, para volver a ascender. Sin embargo, otros muchos, los más, por desistir, al llegar a algunas rotondas, plazas, intersecciones, cruces, desvíos, etc., toman el otro sentido de la autopista, de la autovía que conduce a todo lo contrario, hacia el descenso, hacia la imperfección, hacia la involución, la marcha hacia atrás buscando sus raíces, buscando sumergirse en la inconsciencia de ese caldo vital y desaparecer ahí primero como individuo y para luego desaparecer su conciencia como colectivo organizado. Y, a esto, se le llama muerte de la personalidad, muerte de la especie, raza, etc., y, a esta muerte es la que en las Sagradas Escrituras se le llama la segunda muerte, o muerte verdadera. Aunque, esto, NO es la muerte de la vida que la constituía, porque esta vida es eterna. Solo que se ha convertido en vida inconsciente. Solo que es vida automática que no tiene conciencia de sí misma. Es la vida básica. Es la vida primaria. Se encuentran en el aparato digestivo de Dios, que trabajan y viven automáticamente, e inconscientemente de su propio ser, pero que desarrollan un papel fundamental y necesario, y, que, todo lo que reciclen y digieran, lo devuelven a las autopistas y autovías del torrente sanguíneo Divino, para instalarse de nuevo, según vayan perfeccionándose y evolucionando, en diferentes órganos dependientes de una zona dimensional, chacras, centros vitales, centros de energía dimensional, mundo dimensional, etc., sirviéndose de las determinadas rotondas o plazas, para tomar, girar, incorporarse a un determinado sentido de la “Vida”, subiendo o bajando, según sus preferencias, y según sus esfuerzos, y aptitudes que libremente se haya decidido cultivar a pesar de todos los inconvenientes y dificultades. Esto, es muy parecido a lo que aquí en nuestro mundo humano manifestamos en las prácticas de nuestras vidas, unos se esfuerzan más por estudiar y alcanzar carreras más prestigiosas, etc., y otros decidimos todo lo contrario. Lo malo es que en este mundo se hace todo lo contrario de lo que la “Vida” exige para perfeccionarse. Y en nuestro mundo, los más egoístas y maliciosos, son los más ambiciosos en este tipo de evolución, y que representa el tomar en cada generación, las rotondas y plazas, que conducen a los sentidos de descenso de la evolución y el descenso en la perfección, porque continuamente se realimentan las emociones y sentimientos, más básicos, más animales, más instintivos, más egoístas, más insolidarios, más injustos, etc.

 

¿Pero por qué, en este mundo se está revalorizando y elevando los valores negativos, como, el egoísmo, la malicia, la egoísta y legal injusticia? Pues ya lo estoy diciendo y contestando en la misma pregunta, y es, porque los que se hacen con las riendas de todo poder social, económico, político, religioso, etc., son los que al mismo tiempo dictan las leyes y las constituyen en legales según sus instintivas y egoístas e interesadas, emociones, sentimientos, pensamientos, deseos y pasiones. Pero esto no es todo, porque tienen el poder para saltarse las leyes cuando les venga en gana y para beneficiarse, o para protegerse de los ciudadanos y los pueblos, según de nuevo sus intereses muy particulares que generalmente suelen estar por encima de todo lo demás, incluso por encima de sus supuestas patrias y estados, etc. Pero, esto, tampoco es todo, porque además también son los que tienen el poder para saltarse, el cumplir, o decir cuando los valores son realmente valores, y decidir cuando algo es ético o no lo es, según sus conveniencias egoístas y preferencias particulares. Y, por supuesto tienen el poder sobre las leyes, sobre los estados, y, sobre los medios de comunicaciones, para decidir cuando algo es moral o inmoral, según sus conveniencias y preferencias, muy egoístas y particulares, etc. Pero, todo esto que ya es mucho, todavía no es todo, sino que tienen el poder de decidir cuando algo es legal o ilegal, según sus conveniencias muy particulares e intereses egoístas. Y, estas cosas las estamos viendo y comprobando a diario por todo este mundo corrupto y egoísta, y es porque estamos gobernados por corruptos y egoístas, que tan solo buscan su provecho particular, a pesar de que prometen todo lo contrario, y a pesar de que, muchos digan que la justicia es igual para todos, ¡no lo es! ¡Esto, es una mentira! ¡Es otra de sus muchas mentiras! Y,  a pesar de que donen millones de euros o dólares a las beneficencias, etc., de entre todas las injustas aunque legales ganancias, de lo que han injustamente explotado a sus semejantes, según las Leyes, Consejos, Orientaciones y según las Leyes de Dios, que deberían ser las únicas válidas y legales, porque son las únicas que nos conducirían siempre a tomar en todas las plazas, rotondas y cruces, el sentido de la elevada y sana evolución, el sentido que conduce a la verdadera Justicia, hacia el verdadero amor, hacia la verdadera Paz, hacia la verdadera felicidad.

 

¿Pero, por qué, las Leyes de Dios son las verdaderas, y las únicas que nos conducen a la verdadera felicidad? Bueno, esto más sencillo y fácil de entender que todo lo demás. Se podría decir que si Dios es la ”Vida”, Dios es el más interesado en que la VIDA sea eterna, y en que la VIDA sea lo más feliz posible, porque, los sentimientos de felicidad son lo más maravilloso de sentir, son lo más naturalmente elevado del gozo y el placer, que se puede llegar a sentir, y, porque estas emociones y sentimientos naturales existen, Dios también desea sentirlas y experimentarlas, porque para eso las ha creado, y por eso las cultiva en toda su “VIDA” y en todo su “SER”, y, en toda clase de vida y de seres que lo constituyen. Y, Dios como lo es todo, vibra de felicidad cuando sus queridos seres que lo conforman son felices, y sufre con ellos cuando estos sufren. Y, por esto Dios quiere que seamos felices. Y, es por esto que Dios, no nos engañaría como lo hacen nuestros poderosos. Y, es por esto que Dios, es el más interesado en que nosotros le sigamos, y sigamos su Orientaciones, su Recomendaciones, sus Consejos, sus Leyes y Mandatos, para que alcancemos la felicidad. Porque no es lo mismo sentirse egoístamente alegre, contento, gozoso, placentero y feliz, en solitario, que compartir con muchos, con millones, o con billones, o con trillones, estas emociones, sentimientos, pensamientos, pasiones y deseos, y vibrar al unísono, y vibrar de amor, de paz, de gozo, de placer, de felicidad, todos juntos como un solo Ser. Por eso Dios es el más interesado en que la Justicia, sea verdadera Justicia. Y en que el Amor, sea verdadero amor. Y en que la Paz, sea verdadera paz. Y en que la Felicidad sea verdadera felicidad. Y, que no sean sucedáneos adulterados y manipulados, de todos estos conceptos. Y, que no se le llame amor al deseo sexual, aunque en el deseo sexual exista un amor místico, porque el verdadero amor es mucho más que el deseo sexual y las relaciones sexuales. Porque en las relaciones sexuales tan solo es una pequeña ramificación del Árbol del Amor.

 

¿De verdad que deseáis saber qué es el Amor, el verdadero Amor? ¡Pienso que descifraros este misterio y saber dónde se esconde la clave de lo que es amor no os interesa profundamente, ni os serviría para mucho, porque siempre habéis tenido las respuestas delante de vuestras narices, y debido a su gran proximidad con estas, no las veis, porque vuestras narices las ocultan, y porque vuestras narices son más importantes! ¿O, quizás sí, os serviría de mucho el saberlo? ¡Por supuesto, porque a todo le sacáis beneficio egoísta y particular! ¡Por supuesto que sí, porque ya lo estáis haciendo sin saberlo o sabiéndolo! ¡Porque unos no sabrán que ya lo están haciendo, y sin embargo, otros sabrán que lo están haciendo! ¡Aunque estos últimos, aunque sepan lo que están haciendo, lo hacen porque no son capaces de imaginar, ni de intuir, lo que significaría saber y, vivir conforme al verdadero Amor, ni mucho menos, saber o imaginar siquiera, lo que se sentiría emocionalmente y sentimentalmente, lo que proporciona el vivir conforme al verdadero Amor!

 

¿Todavía estáis interesados en saber, averiguar, comprender donde se esconde el verdadero secreto y misterio, de lo que es el verdadero Amor? Bueno, como el verdadero misterio y secreto, del verdadero Amor, está y ha estado siempre delante de vuestras narices, trataré de apartarlas, desviarlas, o mejor, será por las proporciones que estas, han alcanzado espiritualmente en vuestras almas, de que separe el verdadero Amor de la dirección en que miráis constantemente, y lo elevaré sobre vuestras narices, a fin de que podías ver el gran misterio y el gran secreto, de que es y en qué consiste, el verdadero AMOR. ¡El verdadero amor es y son: Los Diez Mandamientos de la Ley de Dios. Porque todos Ellos son Amor, y en todos Ellos se manifiesta el Amor verdadero. Y, porque en todos Ellos, al ponerlos en PRÁCTICA, se manifiesta y se experimenta el verdadero Amor. Y, porque todos Ellos son Mandamientos y Leyes de verdadero Amor. ¡Unos son de Amor hacia Dios, y Otros son de Amor hacia nuestros semejantes! Pero además voy a descubriros otro gran misterio y secreto, sobre el verdadero Amor. Y es que para Dios el verdadero Amor, es también y representa, la verdadera Justicia. Y, para Dios, no puede existir la verdadera Justicia si no hay verdadero Amor. Y para Dios, no existe el verdadero Amor, si no hay verdadera Justicia. Y, estos misterios que conducen a la eternidad de la vida, y a experimentar las más altas frecuencias vibratorias emocionales y sentimentales, del gozo, del deleite y del placer, llamados felicidad, se encuentran en unos sencillos, simples, y vulgares por la importancia que le dais, DIEZ MANDAMIENTOS DE LA LEY DE DIOS, y su puesta en PRÁCTICA. ¿Comprendéis ahora por qué Jesucristo cuando vio que la gente estaba preocupada, por lo que comería, por su afanes, por sus preocupaciones futuras (por su necesidades terrenales), dijo aquello de, “…buscad primeramente el reino de Dios y su Justicia, y todo lo demás os será añadido”? ¡Porque el reino de Dios es Amor verdadero, y por lo tanto existe la verdadera Justicia, y donde hay Amor verdadero, hay también Justicia verdadera, y, existiendo estas dos emociones y sentimientos verdaderos, desarrollados en nuestras almas, jamás le faltaría de nada a nadie, ni siquiera le faltaría a nadie en este reino, las altas vibraciones emocionales y sentimentales, del verdadero Amor, que se traducirían al instante en altas vibraciones emocionales y sentimentales de paz, de alegría, de gozo, de placer y de felicidad.

Cristo Maestro Andar (“ungranmonte.blogspot.com”).

 

 

RESPUESTAS A UNOS GRACIOSOS, MALEDUCADOS Y DIVERTIDOS ATEOS:

A 04 de diciembre de 2014.

Sigo diciendo que todos tenéis razón, también cuando me llamáis tonto, analfabeto, loco, etc., pero, os falta la razón, cuando a pesar de que este tontoloco y pesar de todos mis defectos, denuncio un mundo corrupto y satánico, que constantemente construís con el decorado alegre y gozoso, con que añadís vuestras realidades de teatro, sin desear por lo menos, que sea un decorado y una obra justa, decente, solidaria y de amor a nuestros semejantes. Si no que, muy cultos y estudiados, mantenéis la obra de la realidad común, lejos de todo aquello, que pudiera hacernos de verdad felices. Pero vosotros llamáis felicidad a comportaros como fieles esclavos borrachos, drogatas, egoístas, ladrones y asesinos legales, capataces legales, etc., felices de serlo. Porque vosotros llamáis justicia a ser alegres esclavos participativos en la construcción diaria de las realidades injustas y opresivas. Muchos de vosotros no veis un mundo satánico, porque sois satánicos, y esto forma parte de vuestra concepción normal de la vida desde que nacisteis, y desde las cuales os educaron y desde las cuales os arrojaron a estos escenarios teatrales a los cuales tenéis que seguir contribuyendo, porque si no, no seriáis nada, y nada os sentiríais, como al pez que sacan del agua. ¿Creéis de verdad que yo soy el equivocado y el errado? ¿Es a vosotros a quien persiguen a todos los niveles e intentan acabar con vuestras vidas? ¡Si esto no os está sucediendo, es que sois unos muy buenos y cultos borregos de los sistemas corruptos que dominan la verdadera realidad! ¡Si esto no os está aconteciendo, es que formáis parte de los contentos y felices perseguidores! ¡No me estoy refiriendo a vuestras aborregadas y cultas realidades de pacotilla! ¡Qué por desgracia existen y son muy reales!

¡Todos tenéis razón! Y, todos tenéis razón, porque todos nos inventamos nuestra propia realidad, a partir de todas nuestras muy particulares e individuales células, almas, sentidos, seres, colectivos, religiones, etc., de donde parten todas nuestras muy individuales emociones, sentimientos, pensamientos, deseos y pasiones, que paren a su vez una muy particular e individual, percepción de la realidad. Pero lo más difícil de todo esto, no es la realidad muy particular que cada uno se fabrica a partir de todas sus particulares percepciones interiores o exteriores, sino que, lo más particularmente difícil, es ser consciente cada uno de su propia realidad y también de la realidad verdadera, no la realidad particular o común, que aunque también es real, es como una obra de teatro y puesta en escena diaria, donde se convierten en realidad todas nuestras mentiras y todas nuestras frustraciones.

¡Para que lo sepáis los católicos llevan muchos años intentando eliminarme, así como otras religiones! ¿Ah, que a vosotros no os ocurre lo mismo a pesar de creeros sus enemigos? ¡Tal vez sea, porque en realidad no sois verdaderamente enemigos, sino solidarios compañeros en la disputa de los ciudadanos, los pueblos, sus recursos, etc., y que sois los que alegremente participáis en la creación de este mundo caótico y satánicamente divertido!

¡SOBRE LA VERDAD!: Ciertamente. Pero, la verdad, es que la verdad, se está utilizando para decir mentiras y construir realidades mentirosas, realidades crueles disfrazadas de amor, de compañerismo, de solidaridad, de igualdad, de justicia, etc. ¡Esta es la cruda verdad de todos y estos tiempos! ¡Usar la verdad para engañarnos con constantes, cultas, morales, éticas y rutinarias mentiras!

ME PREGUNTAN CON MALICIA (ATEOS) DÓNDE ESTÁ ESCRITA LA PALABRA DE DIOS:

A 04 de diciembre de 2014.

La Palabra de Dios, ya estaba Escrita antes de que en este mundo los seres humanos descubrieran la escritura y supieran leer. Puesto que la Palabra de Dios está Escrita en nuestra genética, y en nuestra Imagen y Semejanza de Dios. Pero no solo está Escrita la Palabra de Dios en nosotros, sino que la Palabra de Dios, está y se halla Escrita en la genética de toda vida y de todo ser. ¿Acaso creéis que la sabiduría y alto conocimiento de Inteligencia, que se halla en toda vida, procede de unas rudimentarias y simples células, que automáticamente se dividen?

Cristo Maestro Andar (“ungranmonte.blogspot.com”).

 

 

RESPUESTA A QUIÉN OPINA QUE LA PALABRA DE DIOS ES UN TIMO.

A 06 de diciembre de 2014.

 

La Palabra de Dios no es un timo. Lo que es un timo son los que se apropian de la Palabra de Dios, de la política, de la economía, de las religiones, los ricos, los empresarios, responsables sociales, funcionarios, etc., para manipular, explotar, educar, etc., a los ciudadanos, los pueblos, etc. Os aseguro que, tan claro como el cielo azul y la noche estrellada, que, si en la práctica de nuestras vidas intentáramos, solo intentar, al menos todos los días cumplir con la Palabra de Dios, todos los derechos humanos actuales, se quedarían cortísimos, se quedarían muy escasos.

Si queréis comprobarlo, si con certeza queréis saber si esto que os digo es verdad, y si reunís un mínimo de dignidad y valor antes de opinar de este importante tema, intentadlo. Intentad poner en práctica la Palabra de Dios. Porque es muy fácil tirar la piedra y esconder la mano. Porque es muy fácil desde la cobardía de los que les resulta gratis opinar, insultar, despreciar, desprestigiar, y cosas peores, sin saber sobre lo que están opinando.

¡Si tenéis guevos (huevos, cojones), antes de hablar por hablar, intentad, al menos intentarlo, cumplir con los Diez Mandamientos de la Ley de Dios! ¡Pero como siempre, como los cobardes de siempre que sois, no tendréis guevos siquiera para comprender que son los Diez Mandamientos de la Ley de Dios! ¡Como ibais a tener guevos para siquiera al menos intentarlo en la práctica de nuestras rutinarias y vulgares vidas! ¡Hala, a seguir así como siempre, que es para lo único que servís!

Cristo Maestro Andar.

Comentarios  Ir a formulario