---CREER EN DIOS. AMAR A DIOS---

20130729192632-foto-127-.jpg

A 29 de julio de 2013.

CREER EN DIOS. AMAR A Dios.

Hola hijos míos.

Ha llovido por la noche y la tierra desprende sus aromas fermentados por el calor de estos días veraniegos, mientras que las hierbas y vegetales que parecen ausentes de nuestro observatorio caminar, sueltan en el silvestre aire, tiernas fragancias en el respirar de nuestra piel, y deliciosas infusiones que la humedad cocina sobre sus hojas y ramas. La verdad es que miramos y escuchamos, y sentimos desde nuestro puesto privilegiado que es el observatorio formado por nuestros ojos, oídos y demás sentidos, pero que toda estas observaciones que podemos admirar y contemplar, no serían posibles aun teniendo ojos, oídos y demás sentidos, porque todas estas mágicas herramientas, de muy poco nos servirían para valorar como hombres, como somos, quienes somos, lo que hacemos, y como es, y que es, y que hace nuestro entorno, para deducir, modificar, admirar, contemplar, pensar, y hacer, lo que más nos conviene, lo que nos da la gana, o lo que podemos. Todo esto podemos hacer e interactuar con nuestro entorno y con nuestros semejantes. Y todo esto es posible a que poseemos o al menos creemos poseer algunos de nosotros, una herramienta superpoderosa que nos diferencia del resto de la materia, y de todo lo visible e invisible, y del resto de los seres vivientes. Y esta superpoderosa herramienta se llama “Conciencia”.

 

Sin embargo como todo en la naturaleza, existen varios grados de conciencia, dependiendo del grado evolutivo o de perfección de cada especie. Esto nos puede llegar a hacer creer, pensar, o investigar y preguntar: ¿Por qué algunos seres humanos tienen más conciencia que otros seres humanos? Y también: ¿Por qué unos seres humanos tienen más conciencia del bien y del mal, que otros seres humanos? Bueno, de esto ya os tengo hablado largo y tendido, y no quiero volver a repetirme. Tan solo tenéis que repasar mis blogs, para fácilmente saber a dónde me han llevado a mí mis investigaciones al respeto. Y sobre todo a donde ha llegado mi conciencia investigando sobre el bien y el mal. Pero lo más importante es hasta donde la inspiración de Dios pudo penetrar en mi ignorante conciencia, para enseñarme, y hacerme comprender un poco de este u otros temas.

 

Dice Dios Todopoderoso, que el día de hoy, es tiempo de tregua, de reflexión y valoración, pero que la conquista de la paz, de la justicia, y el amor a nuestros semejantes, todavía tenemos que ganárnosla y no sin esfuerzo y sacrificio. Difícil tarea nos aguarda. Conflictivo desorden y desarmonía nos esperan. Angustioso camino es el que entre todos hemos labrado a través de los siglos y generaciones, por donde transitamos cargados con nuestras sentimentales tradiciones y con nuestros apegados adoctrinamientos sociales, nacionales, culturales, económicos, políticos y religiosos, que nos hacen permanecer inconscientes de la verdadera dimensión de la realidad en que vive Dios, que limpia nuestros caminos allanándolos y despeja nuestras mentes de realidades cotidianas egoístas y animalescas, que nos alejan de poder despertar nuestro ojos, oídos y demás sentidos, que hemos heredado de la Imagen y Semejanza de nuestro Creador. Y que mientras no abramos nuestros ojos y oídos del alma heredados de nuestro Creador, no podremos ver ni oír con la conciencia que también heredamos de nuestro Creador. Cosa ardua abrir unos ojos y oídos, que creemos que no existen. Por lo que todavía resulta muchísimo más difícil abrir o despertar nuestra conciencia elevada, pura, sabia y poderosa, heredada de Dios, si creemos que realmente Dios no existe. Porque mientras Dios no exista para la mayoría de los seres humanos y religiones, tampoco podrá existir todo lo que de Dios nos falta por heredar. ¿Acaso podéis heredar vosotros algo de padres inexistentes? ¿O acaso podéis heredar algo legalmente de alguien que no existe? ¿Qué os hace creer que podéis tener o heredar de nuestro Creador, si para vosotros no existe, o, para lo que es lo mismo, si os comportáis como si Dios no existiese? Os digo esto porque: ¡Tanto religiosos como supuestos creyentes en Dios, como ateos, etc., os comportáis de la misma manera, aunque os diferenciéis en practicar diferentes ritos religiosos, diferentes religiones, diferentes doctrinas, diferentes políticas, diferentes moralidades, diferentes éticas, etc.! ¿En la práctica diaria de vuestros comportamientos cuales son realmente las diferencias que existen entre vosotros? ¿En qué religión y religiosos, no se practica entre sus adeptos el robo, la mentira, la fornicación, el asesinato, etc., pero sobre todo, el amar al dinero más que a Dios? ¿Y para los ateos, etc., en que éticas y países, y naciones no se practica el egoísmo, el robo, la mentira, la estafa, la explotación legal o robo legal como es el empresariado, el asesinato, el amor al dinero por encima del ético respecto a nuestros semejantes, etc.? ¿De verdad que creéis que sois tan diferentes los supuestos moralistas religiosos, de los supuestos éticos ateos, etc.? ¡Porque en vuestros comportamientos animalizados sois todos a los ojos y oídos de Dios iguales! Aunque a los ojos y oídos de Dios, la mayoría de los supuestos religiosos siempre tendrán más perdón, que los otros seres humanos animales inteligentes. Algo es algo, y es mejor que nada. Pero tampoco lo tendrán nada fácil los supuestos religiosos, porque se acerca el tiempo en que han de decidirse por el bien o por el mal. Y tendrán que decidirse por el dinero o por Dios. Y tendrán que decidirse por sus falsos guías y líderes religiosos o por Dios. ¿Y por qué? ¡Porque sus líderes y guías religiosos hasta ahora os han conducido a unas realidades que son las que son, y que fructifican lo que fructifican, y que han parido el mundo que veis, que oís, que sentís y que angustiosamente vivís! ¿Os parecen pocas razones para sospechar de ellos y creer que realmente no están a la altura que Dios espera de sus guías y líderes religiosos? ¿De verdad de que estáis convencidos de que os están guiando por senderos y caminos que os acercan a Dios o que os alejan de Éste? ¿Cada vez sois más felices o infelices? ¿Cada vez tenéis más fe o menos fe? O mejor dicho: ¿Cada vez tenéis más fe o tenéis más supuesta fe? ¡Porque la fe verdadera nos acerca a Dios, y las otras supuestas fes nos alejan de parecernos a la Imagen y Semejanza de Dios! ¿Cómo podemos saber si hay más fe verdadera o más supuesta fe o falsa fe? ¿Cada vez hay más o hay menos, ladrones, mentirosos, explotadores, fornicadores, asesinos, estafadores y ladrones legales, asesinos legales? ¿Cada vez hay más o hay menos, amor o respecto por nuestros semejantes? ¿Cada vez hay más o hay menos corrupción en nuestro mundo real? ¡“Por sus frutos los reconoceréis”! ¿Cuáles son los frutos de vuestros pastores, sacerdotes, guías, imanes, etc.? ¡Vosotros sois sus frutos! ¡La mentira es su fruto! ¡El asesinato es su fruto! ¡La fornicación es su fruto! ¡La explotación animal y egoísta de nuestros semejantes son su fruto! ¡Las mafias de poder injustas, opresivas, manipuladoras, políticas, sociales, económicas, culturales y religiosas, son sus frutos! Porque no creáis que vuestras fanáticas religiones no forman parte de las mafias de poder legal que gobiernan nuestro mundo. ¡Porque forman parte!

 

Recuerdo que hace poco, dieron por televisión en España, una famosa serie de la mafia basada históricamente en “El Padrino”. Yo ya la había visto y también algunas otras versiones y películas basadas en la historia de las mafias. Y recuerdo que en esta serie, película protagonizada por famosos actores, el protagonista de la mafia y de la serie, acuciado por graves problemas mafiosos entre familias mafiosas que se disputaban el poder, el tráfico de drogas, etc., y que se disputaban, los negocios, los negocios de la política, de la religión, etc. Pues cuando el jefe o padrino se vio tan apretado y en dificultades ante algunas otras familias mafiosas, se fue según creo recordar, a Sicilia para reunirse con otros veteranos jefes de otras familias mafiosas, entre los cuales había altas jerarquías de la iglesia católica, y que al parecer tenían no solo peso sus opiniones, sino también mucho poder en la mafia, porque formaban parte de la mafia. Y lo que me llamó mucho la atención fue cuando su conversación derivó a juzgar el comportamiento de los políticos (politicocos, politicacas, politicacos), diciendo que los políticos eran unos delincuentes. Y esto sí que me hizo gracia, porque unos grandísimos y elevadísimos delincuentes, como eran y siguen siendo los mafiosos, eran y son en realidad unos seres humanos ciegos y sordos, de verdadera conciencia. Son unos verdaderos ciegos y sordos, ante la verdadera conciencia, que no solo distingue el bien del mal, sino que lo discrimina, y aprende a reconocer el mal y a desear apartarse de él. Porque conciencia del bien y del mal, hasta los animales pueden tener alguna, pero tener una verdadera conciencia del bien y del mal, que nos haga comprender que, no nos dé lo mismo hacer el bien o hacer el mal. Y que no es lo mismo. Ni es el mismo tipo de conciencia, la que consiente o participa en el mal ajeno, a aquella que no lo consiente, ni participa del mal ajeno. Por eso existen varios tipos de conciencia, y diferentes grados evolutivos de conciencia. Y por eso que ahora es más fácil de comprender que existen diferentes especies humanas, con diferentes tipos de conciencia sobre lo que es, el bien y el mal, y con diferente comportamiento moral o ético, de unos y otros. Y sobre todo con diferente conciencia para ser conscientes del bien o del mal que hacen a sus semejantes con sus comportamientos, y las consecuencias de sufrimientos y angustias que provocan sobre sus semejantes.

 

Desde luego SON los religiosos, y NO los restantes mafiosos, los políticos, ricos, empresarios, ladrones, asesinos, mentirosos, etc., los que nos tienen que demostrar que NO forman parte de todo tipo de mafias legales o ilegales, que no forman parte de todo tipo de mafias institucionalizadas, locales, regionales, nacionales o internacionales, como son la ONU, OTAN, etc. Puesto que en ningún lugar de la historia antigua o moderna, se observa en la religión católica una ruptura real y verdadera, con la verdadera mafia. Ni tampoco una ruptura real con las otras mafias legales o ilegales, institucionales o no, con derecho de estado o sobre el derecho de estado, etc. Como así tampoco existe esta ruptura real de las demás religiones con todo tipo de mafias legales o ilegales. Porque aunque disfracéis con la moral y la ética, con los mejores trajes lujosos de la legalidad vigente,  los negocios de los ricos, y grandes, medianos y pequeños empresarios, en realidad vistos con una sencilla y humilde conciencia bien desarrollada honradamente y decentemente, no dejan de ser altos o bajos, poderosos pillos, y, delincuentes bien organizados, bajo sus leyes que les sirven para gobernar y supuestamente gobernarse entre ellos. ¿Todavía creéis que no existen varios tipos de conciencia según el grado de evolución y perfección en las diferentes especies humanas? ¿De verdad que creéis que un hombre que realmente tenga la conciencia despierta y evolucionada según la Imagen y Semejanza de nuestro Creador, sería capaz de ser en la actualidad, un rico, un empresario, un político, un sindicalista, un sacerdote, etc., y no sentirse culpable de ver nuestro mundo sembrado de mal, de terror, de asesinatos, de robo legal e ilegal, de mentiras, de satisfechas hipocresías, etc., o, sentirse culpable por cada ser humano que se muere de hambre, de frío, de calor, de sed, asesinado, robado, ultrajado, explotado, y al que se le ha suprimido por ley y decreto toda dignidad? ¿Comprendéis ahora por qué Jesucristo dijo aquello de? ¡”Es más difícil que un rico entre al reino de los Cielos, a que un camello pase por el ojo de una aguja”! Y en verdad os digo y aseguro, que, tan claro como el cielo azul y la noche estrellada, que esto también va por todo responsable social, ya sea político o por otras responsabilidades sociales de los estados, gobiernos, religiosos, educativos, etc. Y también deciros que, el reino de los cielos anunciado desde el principio de los tiempos, no es tan solo un reino situado fuera de nuestro mundo, del planeta Tierra, sino que está muy claro en las Sagradas Escrituras, que este reino de los Cielos primeramente se instalará en la Tierra, donde aprenderemos a vivir como en los otros reinos elevados espiritualmente y elevados de conciencia, donde fácilmente se distingue el bien del mal, para como jamás permitir que el mal se adueñe del poder y de la injusticia o supuestas justicias legales, que esclaviza y discrimina socialmente a sus semejantes. Y para que nunca jamás se pueda dudar, o, confundir el bien con el mal, como a menudo hacemos los seres humanos.

 

¿De verdad que creéis que vuestros dirigentes religiosos, etc., creen en Dios? ¡Sin embargo Dios dice que esto no es cierto, y que vuestros dirigentes y religiosos realmente NO creen en Dios! ¿Y por qué no creen en Dios? ¿Y Dios a través de mí, os pregunta? ¿Pero qué es creer en Dios? ¡Y Dios dice, que creer en Él, es creer que Él tiene el poder y la gloria en este mundo! ¿Y qué es el poder y la gloria de Dios? ¡Y Dios dice que, su poder y gloria es para gobernar a los seres humanos, y que Él es el único Guía verdadero y principal! ¿Y que significa que Dios es el principal gobernante de la humanidad y de sus vidas? ¡Y Dios dice que esto significa, que Él dicta y manda sus Leyes para gobernar a los seres humanos, y que creer en Él, es obedecer lo que Él manda y ordena, para que se organicen y convivan los seres humanos según sus Leyes y Normas de comportamiento universales, para que evolucionemos y nos perfeccionemos! ¡Porque desobedecer a Dios, es creer que realmente Dios no es quien realmente manda, juzga y condena! ¡Y desobedecer a Dios es negar quien realmente tiene el poder y la gloria en este y todos los mundos! ¡Porque el que realmente cree en Dios sabe y tiene conciencia de que Dios todo lo ve, lo oye, todo lo siente, y que no podemos ocultarle nada! ¡Y creer en Él, significa arrepentimiento de nuestras debilidades, de nuestros errores y pecados, o transgresiones de sus Leyes! Porque Dios sabe cómo somos, nos perdona si nos arrepentimos y pedimos perdón. ¡Pero los que realmente no creen en Dios, jamás se arrepienten, ya sean estos sacerdotes, guías religiosos, políticos, ricos, empresarios, etc., porque si se arrepintiesen, y creyesen que realmente Dios existe y solo a Él se debe todo poder y gloria, se arrepentirían y pedirían perdón, no solo a Dios, sino a todos sus semejantes, y dejarían sus cargos sociales, sino fuesen capaces de cumplir y hacer cumplir lo que Dios Manda y Ordena a los hombres! ¡Pero como realmente no creen en Dios, ni en su poder, ni en su gloria, tampoco creen que tengan que cumplir con sus Leyes, ni mucho menos hacerlas cumplir a sus semejantes! ¡Es por estos sencillos conocimientos que sabemos que en realidad, nuestros ricos no creen realmente en Dios! ¡Es por estos sencillos conocimientos que sabemos que en realidad nuestros empresarios no creen realmente en Dios! ¡Es por estos humildes conocimientos que sabemos que nuestros militares y policías, realmente no creen en Dios! ¡Es por estas sencillas cosas, y humildes conocimientos que sabemos que en realidad, la mayoría de nuestros supuestos guías religiosos, sacerdotes, imanes, etc., realmente no creen en Dios! ¿Realmente creéis que hay que disponer de algún tipo de título académico, universitario o religioso, para saber estas cosas que os digo, o, simplemente hay que disponer de la correcta evolución de conciencia para saberlo o comprenderlo?

 

¿De verdad creéis que vuestros dirigentes religiosos aman a Dios y os enseñan a amar a Dios? ¡Os aseguro que la mayoría no lo aman, porque verdaderamente no creen en Él, sino que simulan que creen en Dios, y fingen que creen en Él! ¡Porque si lo amaran, lo obedecerían, y se arrepentirían de sus pecados y cumplirían lo que Dios Manda y Ordena! ¡No! ¡No aman a Dios! ¡Porque si lo amaran no permitirían que la Imagen y Semejanza de Dios, se muriese de hambre o sed! ¡Ni permitirían que se muriese de frío o calor! ¡Ni permitirían que se muriese la Imagen y Semejanza de Dios por falta de justicia y dignidad! ¡Y la Imagen y Semejanza de Dios, son los hombres!

 

Son por todas estas cosas simples, y sencillos conocimientos, y vulgares saberes de las gentes humildes, que tratan de ser honradas y decentes a los ojos de Dios, que sabemos que un rico no cree realmente en Dios, ni puede realmente amar a Dios. Como tampoco pueden realmente creer en Dios ni amarlo, la mayoría de los religiosos y mandatarios religiosos, porque siembran continuamente hambres y miserias, injusticias y angustias, y estas cosas, son las que generación tras generación cosechamos. ¿Necesitáis algún tipo de título para comprenderlo, y para comprender quien cree realmente en Dios, y quien ama realmente a Dios?

 

Cristo Maestro Andar.

 

Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías!

 

¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!

 

¡ACUDID A LA LLAMADA DEL DIOS DEL CIELO!

 

¡Manifestaros por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por vuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra! ¡Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles, así os reconoceré, y, así, sabré que me reconocéis, y, que, no os avergonzáis de mí, pues quien se avergüenza de mí, se avergüenza del bien, y, se avergüenza de todo lo que está Escrito en las Sagradas Escrituras, y, además se avergüenza de llevar parte de mi genética Divina, y, además es cómplice del mal que domina este mundo!

 

¡POR UN SOLO PAÍS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!

 

Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)

 

(Más información en: cristo.webblog.es, ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)

29/07/2013 19:26 Cristo Enlace permanente. sin tema