- YO SOY EL QUE SOY Y EL QUE SERÁ -

20120827104625-mi-foto-65-.jpg

Yo soy el que soy y el que será

A 27 de agosto de 2012.

Hola hijos míos.

 

Miro hacia lo lejos y veo superpuesta mi imagen débilmente difusa que cubre las montañas hasta llegar al invisible mar que se oculta de mis ojos pero no de mi conciencia y miro hacia mi imagen débilmente difusa que lo cubre todo hasta donde llegan los límites de nuestro mundo humano y mi imagen es una sombra triste y pesimista y sin esperanza en la humanidad, y sin esperanza de sentir que la humanidad recupera el sentido común. Sin sentir que la humanidad recupera el sentido común por la justicia social, por la igualdad social, por la paz, por recuperar el sentido común del amor al prójimo. Y miro mi imagen débilmente difusa que me cubre con su sombra invisible que pesadamente cae y ahoga mi alma y que cubre totalmente todo lo que soy y puedo sentir y pensar, y haciéndome sentir culpable y responsable de todo cuanto existe en este mundo. Tal es así mi personalidad sencilla y humilde y que es reflejo de la Imagen y Semejanza de Dios, y que es fiel y verdadero reflejo de la verdadera personalidad de Dios. Porque la verdadera personalidad de Dios no es un reflejo de irracionalidad incontrolada, ni reflejo de sentimientos irracionales como el orgullo, la soberbia y la arrogancia. Puesto que Dios si nos manda que nos amemos con humildad, con sinceridad, con honradez, que nos amemos con justicia, y que nos amemos con igualdad, y que nos amemos con alegría y felicidad, es porque la verdadera personalidad de Dios, es humildad, es sinceridad, es igualdad, es honradez, es decencia, es amor, es alegría y felicidad, pero nada de esto es posible sin respeto y justicia. Y el respeto y la justicia tienen que tener unas medidas justificadas y basadas en normas y leyes de comportamiento común, para que todos los seres que han alcanzado un cierto nivel de evolución o de perfección, se comporten respetando por igual e igual justicia, sin privilegios y sin excepciones, ni disculpas, ni excusas, ni discriminación positiva, ni discriminación negativa.

 

Miro hacia la lejanía de nuestro mundo y veo la sombra de mi imagen triste y derrotada que todo lo cubre y me siento culpable e impotente ante el manto de hipócrita maldad que cubre nuestro mundo injustamente y que pesadamente con su negra sombra trata de aplastarme y enterrarme con su egoísta injusticia y demencia legal, pero yo tristemente y sintiéndome abandonado por la fe extraviada de la humanidad, miro hacia mi interior buscándome, y buscando lo que realmente soy, y buscando la firme y verdadera Imagen y Semejanza de Dios que todavía late en mi corazón destrozado por vuestro desamor . Y miro hacia mi interior, el interior de mi gran sombra triste que cubre este mundo, buscando el amor de Dios que late todavía en la conciencia de mi alma herida por vuestra frialdad de serpiente ante tanta corrupción y maldad humanas, y me siento tristemente culpable y responsable por toda la humanidad ante Dios y trato de encontrar disculpas, y trato de hallar excusas, y tan solo encuentro la verdad, y tan solo hallo mi sinceridad, y tan solo me encuentro una y otra vez con la pared, con el muro y con la frontera invisible pero firme de vuestro libre albedrio. Sin embargo, vuestro libre albedrio tiene también una verdad, una sinceridad, una decencia, una honradez, una justicia, una paz, un amor y unas normas y leyes que garanticen racionalmente que vuestro comportamiento se atienen a estas normas y leyes, de una vida de orden y armonía socialmente universal, para que el respeto entre seres inteligentemente racionales nunca falte y no pueda atentarse jamás contra la continuación de la eternidad de la Vida. Pero la mayoría de la humanidad, se ha vuelto en la actualidad, histéricamente trastornada y envuelta en una locura enajenada de instintos y pasiones desatadas en el ánimo de la conciencia colectiva por las ingestas masivas de tantas y tantas drogas legales e ilegales, que adormecen la conciencia personal y colectiva de la humanidad y despiertan y desatan los demonios y sus personalidades que duermen en los abismos de nuestra genética humana, que duermen en la materia animal de la cual fuimos creados y estamos formados. Y es que habéis convertido la ingesta de drogas legal o ilegal, en una ingesta legal para vuestra conciencia y aceptada por vuestras conciencias enfermas como algo personalmente bueno y personalmente legal, sin importar si esta es en sí misma, una pura contradicción con la verdadera legalidad del sentido común y contra la legalidad de preservar la vida dentro de unos cauces sanos, ordenados y armoniosos, para que la eternidad de la vida nunca llegue a un callejón sin salida.

 

La ingesta masiva de drogas legales e ilegales os está haciendo perder la cordura de la verdad, de la honradez, de la decencia, y os está haciendo perder la cordura de la dignidad, de la libertad, de la justicia, y os está haciendo perder la cordura de la paz y del amor, y despierta en vosotros a la serpiente antigua que es y representa la animalidad y los instintos animales. Y dominados por estos instintos animales es fácil sentir y pensar que egoístamente todas las normas racionales y justas de convivencia respetando la armonía y el orden universales, no son reales y tan solo son ensueños, imaginaciones y utopías e ideales imposibles de llevar a la práctica del comportamiento humano. ¡Y no es verdad! ¡Y es una gran y débil, y maliciosa mentira tras la cual os escondéis y excusáis!

 

Miro hacia la lejanía y veo mi sombra triste y apenada sobre todo cuanto existe en este mundo sintiéndome culpable y responsable de que la siembra que de su Imagen y Semejanza, Dios ha hecho y enterrado con todo su amor y cariño, en el alma de los seres humanos, y con las sanas esperanzas de verlas fructificar para sentirse complacido de su obra, y verse complacido de su jardín bien cuidado y regado con sus Mandamientos de la Ley universal de orden y armonía eterna. ¡Pero mi culpabilidad y responsabilidad termina donde comienza vuestro libre albedrio! Pero mi tristeza y pena por la humanidad aunque no puedo evitarla, no termina donde empieza vuestro libre albedrio, porque mis sentimientos de amor llegan más allá de la legalidad racional, y llegan más allá de la legalidad universal. Y mi compasión por vosotros llega más allá de la legalidad del orden y la armonía universales. Pero aunque mis sentimientos de amor y compasión por vosotros superen los límites de la cordura y la lucidez, no puedo para protegeros, infringir por decencia, honradez, por justicia y dignidad, las leyes universales del orden y la armonía que guardan y preservan la eternidad de la Vida en el tiempo y el espacio infinito. Pues por muy intensos y verdaderos que sean mis sentimientos de amor y compasión por vosotros, sé que la humanidad tan solo es una gota de agua en la inmensidad del mar de vida eterna que todo lo cubre y conforma infinitamente. Y si no comprendéis estas cosas tan simples y sencillas es que sois unos tontos arrogantes, orgullosos y soberbios, que emborrachados por vuestros instintos animales, os ciegan y ensordecen los sentimientos puros, los sentimientos verdaderos y elevados que Dios ha sembrado en nuestras almas humanas.

 

 Yo soy el que soy y el que será. Y soy el que lleva el Espíritu de Dios sobre sí. Espíritu de Dios que también llevaban entre Otros, el profeta Moisés, Jesucristo y Muhammad (Mahoma). Y si la solución a todos vuestros problemas fuese volver a crucificarme al igual que hicisteis con Jesucristo, ahora mismo me ofrecería voluntario. Pero todos sabéis e intuís con vuestra adormilada conciencia, que matarme no os va a arreglar nada que no deseéis arreglar, y que matarme no va a cambiar nada que no deseéis que cambie. Y todos comprendéis con vuestra conciencia y cordura averiadas, que matarme no significa que matéis todos vuestros problemas, sino que, matarme seria tratar de ocultaros la verdad. Sino que profundamente sabéis que matarme sería volver a matar vuestras esperanzas de poner por fin en práctica las verdaderas y tan prometidas utopías e ideales de Dios para este mundo. Yo que todo lo puedo ver y sentir, sé que todo esto que os digo, lo sentís de verdad en vuestros corazones enajenados por la locura de vuestras pasiones instintivas. Y sé que en vuestras insignificantes reflexiones sabéis y comprendéis, que lo que os digo es cierto y verdad, aunque os duela y queme en vuestras almas tomadas y dominadas por vuestros sentimientos animales e irracionales. Pero todos sabéis perfectamente que sin esfuerzo, sin dolor y sufrimientos tampoco se consigue sembrar y sacar adelante la cosecha de las virtudes puras, evolucionadas y buenas que Dios sembró en nuestras almas humanas.

 

Padre Eterno (Cristo Maestro Andar)

 

   Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías!

 

¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!

 

¡ACUDID A LA LLAMADA DEL DIOS DEL CIELO!

 

! Manifestaros por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por vuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra! ¡Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles, así os reconoceré, y, así, sabré que me reconocéis, y, que, no os avergonzáis de mí, pues quien se avergüenza de mí, se avergüenza del bien, y, se avergüenza de todo lo que está Escrito en las Sagradas Escrituras, y, además se avergüenza de llevar parte de mi genética Divina, y, además es cómplice del mal que domina este mundo!

 

¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!

 

Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.-Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)

 

Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)

 

(Más información en: cristo.webblog.es, ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)

 

27/08/2012 10:46 Cristo Enlace permanente. sin tema