-LA CORRUPCION CONTROLANDO A LOS CORRUPTOS-

domingo, 23 enero 2011

-LA CORRUPCION CONTROLANDO A LOS CORRUPTOS-

 

La corrupción controlando a los corruptos.

Pontevedra a 23 de enero de 2011.

Hola hijos míos.

 

Estaba escuchando la radio en esta joven madrugada y en una emisora de RNE después de escuchar a distintos religiosos, de distintas religiones, los cuales se esmeran en poner a sus distintos borregos a la orden del día, y les ayudan a incorporarse al progresismo moderno y adelantado de su correspondiente fe internacional, amoldada a los nuevos tiempos mercantiles, para indicarles moralmente a todos los ciudadanos que no solo la fe tiene que estar a disposición de los mercados, de los bancos, de los negociantes, de los políticos, de todos los grandes delincuentes sociales que se dedican a tratar a los ciudadanos como ganado, si no, que, lo más grave de nuestras religiones actuales y tan maravillosamente modernas, es que ya dicen claramente a sus pueblos, a sus ciudadanos, que Dios está también al servicio de los mercados, de los banqueros, de la bolsa, de los políticos, y, sobre todo que, Dios está al servicio de los sacerdotes y guías modernos, etc. ¿Quién en este mundo puede hacer tal cosa? ¿Necesitáis que yo os lo diga?

 

Después de los sacerdotes en esta cadena de radio que antes mencioné, vino un programa que presentaba a una ONG o asociación, que se denomina Transparencia Internacional, donde parece que puntúan y controlan al parecer a los políticos, según su transparencia política, para informar a los mercados de que son más o menos adecuados para poder invertir, etc. Bueno, pues a simple vista a mí personalmente esta ONG, me parece una mafia que trabaja para otras mafias mayores, y, para controlar a las mafias de los políticos. Claro está, que luego en este programa de radio nacional que está al servicio de los ciudadanos, (Esto se supone), trajeron de invitados a unos políticos que según parece son los mejores puntuados en España por Transparencia Internacional, y, por supuesto estos políticos recalcan una y otra vez, que la corrupción en política es muy rara y es cuestión de unos poquísimos políticos corruptos. ¡A lo que yo os diría que son poquísimos los políticos corruptos que se pillan! Pues si se pillaran haciendo lo que no deben, serian la totalidad de los políticos los que son corruptos, puesto que, la corrupción está tan institucionalizada que, hoy en día es imposible practicar política si no se es corrupto, y, si no, que se lo pregunten a muchos que han querido dedicarse a la política porque realmente tenían vocación, y porque realmente tenían ideales. Pues os aseguro que, tan claro como el cielo azul y la noche estrellada, que, hoy en día, si alguien tiene verdadera vocación y verdaderos ideales políticos para dedicarse a hacer el bien y llevar unos ideales políticos de justicia a los ciudadanos, es inmediatamente apartado de la política, puesto, que, se le ponen todo tipo de trabas, se les deja de llamar a las asambleas, a las reuniones, y de avisarles de todo tipo de eventos y participaciones, etc., y se les va dejando de lado, hasta procuran para que se olviden de sus partidos, al dejarles en muchos casos de pasarles la cuota mensual de afiliación al partido político correspondiente, etc. ¡Es increíble a lo que llegan estos pequeños aprendices de mafiosos!

 

Bueno, pero atendiendo a lo que estábamos diciendo sobre estos políticos mejor puntuados por Transparencia Internacional, pues decían que la mayoría de los políticos eran muy buenos y dedicados hasta la extenuación a trabajar por los ciudadanos, y, nos dicen que los problemas actuales y de la crisis, etc., la tienen los mercados, los banqueros, etc., y, que los mercados no tienen cara. Como diciéndonos y dándonos a entender claramente que, como los mercados no tienen cara, nada puede hacerse en contra de estos delincuentes y criminales. ¡Sin embargo, no es cierto esto que nos dicen estos políticos mejor puntuados por Transparencia Internacional, y nos están contando más mentiras, nos están contando mentiras sobre mentiras, pues los mercados si tienen cara, y, la cara de los mercados, y la cara de los ricos, de los especuladores, y los banqueros la ponen los políticos, puesto que son los encargados de ponerles una capucha sobre la cara a los mercados y a los banqueros, etc., para que puedan seguir delinquiendo amoralmente e injustamente contra los ciudadanos humildes, contra los trabajadores y contra todos los pobres de este mundo!

 

¡Claro, que los mercados tienen cara!

¡Claro que los banqueros tienen cara!

¡Claro que los especuladores tienen cara!

¡Claro que los ricos y poderosos de este mundo tienen cara!

¡Todos tienen cara, porque también tienen manos para robar y llevarse injustamente el dinero de todos los ciudadanos, para llevarse todos los impuestos de los ciudadanos, con la colaboración de todos los políticos de todos los colores, y, es por esto que como premio, los encapuchados mercados, banqueros, especuladores, etc., suben los sueldos a sus mafias menores formadas por los políticos, jueces, abogados, ONG, fundaciones, asociaciones, religiones, etc., todos se enriquecen cada vez más, robando de los impuestos, del trabajo y de los sueldos, de todos los ciudadanos, y, además para demostrarnos lo buenos y justos que son, todo este tipo florido y variado de mafiosos, premian a los obreros, a los pobres del mundo, a todos los ciudadanos con más y más subidas de impuestos, con más y más subidas de los costos cotidianos para sobrevivir. Y, la cosa no termina aquí, pues todo este tipo de mafiosos a todos los niveles para demostrarnos lo buenos, justos, morales y éticos que son, además bajan, o, retienen los sueldos de los ciudadanos simples, de los obreros, de todos los pobres que son los que sostienen sus sistemas políticos corruptos, y sostienen sus sistemas de mercados corruptos, y sostienen sus bolsas corruptas, y sostienen sus bancos éticos y morales corruptos, y sostienen con sus impuestos, su trabajo y sueldos, todo tipo de sistemas de egoístas negocios corruptos. Pero los premios de todos estos mafiosos a los pobres y obreros de este mundo no terminan aquí, si no que es infinito, ya que quieren bajarles los sueldos de sus pensiones y alargarles la jubilación, mientras recortan sus jubilaciones y suben sus pensiones, etc.

 

Bueno, quizás quieran alargar la jubilación de los pobres y obreros de este mundo, para que la mayoría cobre cada vez menos y además así tienen más tiempo para morirse por el camino, etc. ¡Ah, y esto de morirse por el camino para la mayoría de los obreros y pobres de este mundo también lo tienen muy bien planificado, con muy variadas formas de ejecuciones morales y éticas, y, legales! Para esto se interesan en promover y aprobar nuevas leyes y decretos para aplicar las modernas y progresivas penas de muerte legales e institucionalizadas, para así, poderle ahorrar la pena angustiosa de poder cobrar más tiempo la pensión a los pobres y obreros. No vaya a ser que puedan disfrutar por algunos años más del martirio de cobrar sus pensiones, etc., puesto que, como nos estaban diciendo estos políticos mejor puntuados en transparencia política, en este programa de RNE, antes mencionado, pues decían, que hay muchos políticos honestos trabajando para el pueblo. ¡Otra mentira más claro está, ya que si fueran honestos ya no serian políticos, puesto que a los hombres honestos les impiden practicar la política! ¡Así de claro, y así de sencillo resulta la verdad, si no comprobadlo e investigadlo, y veréis!

 

¡Hijos míos, que fácil y sencillo, les resulta a estos aprendices de mafiosos llamados políticos mentir descaradamente, y engañar a los ciudadanos diciéndonos que los mercados y demás culpables de todos los problemas sociales no tienen cara, como si detrás de todos estos delincuentes y criminales no hubiese unas manos que matan y roban, o que mandan matar, robar, mentir, etc., y explotar todos los sueldos e impuestos de todos los ciudadanos de este mundo, y, claro, todos estos criminales no tienen una cara pública porque los buenos perros fieles, de los actuales políticos, sindicatos, jueces, abogados, religiosos, etc. se encargan de ponerles una capucha en la cabeza a todos los más grandes delincuentes y criminales de este mundo, para eso le pagan y le suben más y más los sueldos, mientras a los demás se los retienen o bajan, etc., y en compensación por todo esto les hacen trabajar más horas al día, para así poco a poco, decreto a decreto, ley a ley, igualar todos los sueldos de todos los trabajadores de este mundo, y ponerlos a la altura de la miseria y de la esclavitud indigna, ya que les parece que la esclavitud actual, es una esclavitud demasiado digna para los trabajadores y pobres de este mundo, que se están acostumbrando a vivir cómodamente y a agotar con sus lujosa esclavitud los pocos recursos planetarios!

 

Bueno, ahora tan solo falta otra mafia más para controlar la transparencia de la ONG Transparencia Internacional, etc., y así nos quedamos ya todos más tranquilos, sino, que se inventen más y más ONG, o sindicatos, o partidos políticos, o religiones, siempre nos quedaran los mercados puros y santos encapuchados y  los especuladores puros y santos encapuchados, los políticos puros santos y honestos que ponen la cara por todos sus amos y dueños, los nuevos santos encapuchados, a los que pronto subirán a los altares y nos obligarán a adorarles, o a postrarnos ante ellos y sus capitales egoístas ¿O en cierta forma no lo estamos haciendo ya? Pues yo recuerdo que en mis tiempos de niño, cuando nos aprendieron el catecismo y nos enseñaron a recitar “El padre nuestro que estás en los cielos…”. Pues recuerdo que se decía: “… y perdónanos nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores”. Pero esto les debió de parecer un inmenso pecado a los nuevos puros y santos dueños de los mercados, especuladores, banqueros, religiosos, etc., que lo cambiaron por: “…y perdónanos nuestras ofensas así como nosotros perdonamos a los que nos ofenden”. ¡No fuera a ser que pensáramos que los banqueros y los poseedores de todas las deudas, tuviesen que perdonar las deudas que cargan obligatoriamente y por ley encima de todo ciudadano, y encima de todo aquel, que por ley haya de nacer! ¡Y menos mal que nuestros buenos, ejemplares y honestos políticos nos dicen que vivimos en democracia y libertad, que si no…!

 

¡Bueno en cierta medida es verdad que vivamos en democracia y libertad, pues nos dan la libertad de nacer ya endeudados, y nos dan la libertad para endeudarnos si queremos vivir, y, nos dan la libertad de dejarnos engañar, y nos dan la libertad de dejarnos explotar, y, hasta nos dan la libertad para dejarnos matar por ley y decretos! ¿Qué más podemos desear y soñar? ¿Quizás podemos desear la libertad de la cárcel si te rebelas?

¿O la tal vez, podemos desear la libertad de que nos maten si te rebelas contra los nuevos puros y santos de la Capucha?

¡No hijos míos, no se os ocurra rebelaros contra los nuevos santos puros de la Capucha, no vaya a ser que os condenen al infierno eterno y os priven de vivir en su maravilloso paraíso terrenal en que han convertido nuestra actual civilización y nuestro actual planeta!

¡Cuidaos de pecar contra Ellos y contra nuestras santas Deudas, pues si no, nos espera el infierno eterno de vivir sin santos de la Capucha y lo más grave todavía, que nos condenen a todos a la horrible, y espantosa condena de vivir eternamente sin nuestras eternas y santas Deudas!

 

¡Hijos míos no os preocupéis por todas estas cosas, pues siempre nos queda la alegre ironía de sentirnos orgullosos de nuestros clubs de futbol endeudados, y de tantos y tantos maravillosos conciertos musicales, y de sentirnos felices con nuestro amor por defender nuestros territorios regionales, nacionales, etc., endeudados!

 

¡Hijos míos no os preocupéis por todas estas cosas, pues siempre nos queda la impotente ironía de sentirnos orgullosos de que los políticos y demás no encuentren las santas Caras, la pobreza no tiene Cara, la miseria no tiene Cara, los más grandes delincuentes y criminales de nuestro mundo no tienen Cara, etc. ¿Cómo iban a tener cara todos estos, teniendo como cara eterna a los engañados, esclavizados y humillados, y, sobre todo teniendo como cara sus impuestos!

 

¡Hijos míos no os preocupéis por todas estas cosas, pues siempre nos queda la esperanza de la ironía de sentirnos orgullosos de poder encontrar un trabajo endeudado con la libertad, o, la esperanza de la ironía de que nos puedan tocar las loterías y apuestas para poder disfrutar de la vida al igual que los que no tienen Cara!

 

¡Hijos míos no os preocupéis por todas estas cosas, pues siempre nos queda la fe de la ironía para sentirnos maravillosamente flotando en una deuda celestial!

 

¡Hijos míos, no os preocupéis por todas estas cosas, pues siempre nos queda la optimista ironía de sonreír y decirnos, que siempre nos quedan nuestros maravillosos y felices hijos endeudados con los botellones, y demás drogas, y, arrodillados y postrados con sus cuellos en los cadalsos implacables de las guillotinas de los sin Cara! ¡Que les queda, sino, ante la cobarde aptitud, e, ineptitud de todos los padres de este mundo! ¡Que les queda a nuestros hijos, si no, observar la verdadera cara de los sin Cara, que es la cara de todos sus padres que con su resignado humillación y postración ante el mal de este mundo, entregan a sus hijos a los verdugos de este mundo mientras en los bares se ríen y cuentan sus chistes mientras se atiborran de sus drogas legales!

 

¡Hijos míos, no os preocupéis por todas estas cosas, pues siempre os queda la inocente ironía de no sentiros culpables por que sea solo yo, el que ponga cara a la cara de vuestros hijos y generaciones venideras, y, para no sentiros culpables de que, por poner mi cara, a la cara del futuro justo y en paz de vuestros hijos, me hayan estado persiguiendo durante años, hayan destrozado mi vida, mi familia, el futuro de mis hijos carnales, etc., y me hayan intentado matar varias veces!

 

¡Os aseguro que yo como hombre tengo miedo y sufro, y por tener la cobardía de poner mi cara, por cara de vuestros hijos y futuras generaciones, todavía me estoy recuperando del último ayuno de 44 días, sin comer absolutamente nada, tan solo un poco de agua al día, y, que me vi obligado a realizar para salvar mi vida! ¡Pero no os preocupéis de mi cobardía, y de mis sufrimientos, y, no os preocupéis de mi miedo como hombre, ya que me escondo estando a la vista de todo el mundo y en lugares solitarios, para que vuestros asesinos si quieren volver a intentarlo, me puedan matar de un ataque al corazón, de un accidente, otro envenenamiento, etc., siempre os quedará la sana ironía de vuestros médicos y de vuestras autopsias para certificar lo que os venga en gana, pero mientras me quede un aliento de vida seguiré paranoicamente luchando por un mundo mejor, pero mientras me quede un solo latido en el corazón, me moriré todos los días cobardemente por darles un futuro mejor, justo y en paz a la humanidad!

 

¡Os aseguro que como hombre también soy un cobarde y sufro ante tanta y tanta mentira, miseria, enfermedad y hambre provocados a conciencia, y que nos ponen casi a diario en los telediarios y noticieros de todo tipo, como estupendas películas o fotos de niños hinchados por el hambre, enfermos y con la mirada triste del que espera tan solo como alivio la muerte. Nos las ponen perfectamente enfocadas, para que nuestros corazones sufran y se apiaden de todos aquellos que están ellos mismos exterminando, pero mientras lo hacen aprovechan para sangrar los bolsillos de todos aquellos que se sienten conscientes o inconscientemente culpables o cómplices, de todas las maldades de este mundo que son muy malignamente tramadas, y para que los que viven medianamente bien, o, viven pobremente bien, sigan festejando todo tipo de alegres fiestas, tradiciones, actos culturales, y que no falte ningún tipo de sonrisa en vuestras bocas y alegres miradas provocadas por las bebidas y las demás drogas, y a veces para olvidaros de lo que escucháis y veis en los noticieros limpiáis vuestras conciencias  mediante donativos y limosnas a toda ONG, asociaciones, fundaciones, religiones, etc. para que el exterminio todavía les salga gratis mientras duran sus operaciones malignas!

 

¡Os aseguro que como hombre también soy un cobarde y sufro, pero es tan fuerte la llama, que quema mi alma, ante tanta y tanta injusticia, ante tanto y tanto abuso de poder, que saco fuerzas de mi cobardía y saco valentía de mis sufrimientos, para ponerles cara al futuro de vuestros hijos, y para ponerles cara al futuro de las siguientes generaciones, y, ¡tan solo me queda deciros que, aquí estoy! ¡Esperando con mis miedos y cobardías, a que la muerte me alcance de una vez, o, a que mi Espíritu, el  Espíritu de Dios, vuelva a realizar otro milagro, otro prodigio para salvar mi vida física, para salvar mi vida material, para salvar mi vida cobarde y animal!

 

Dios del Cielo (Cristo Maestro Andar)

 

¡Acudid a la llamada de vuestro pastor, levantaos ovejas mías! ¡Acudid a la llamada de vuestro Padre, despertad y levantaos hijos míos!

 

¡ACUDID A LA LLAMADA DEL DIOS DEL CIELO!

 

¡Manifestaos por la justicia social, por la igualdad social y económica, por la paz, por el amor, por la libertad y por vuestra felicidad, todos los domingos a las 13 horas por toda la Tierra. Así se conocerán mis ovejas, mis hijos, mis santos, así se conocerán mis ángeles, así os reconoceré, y, así, sabré que me reconocéis, y, que, no os avergonzáis de mi, pues quien se avergüenza de mi, se avergüenza del bien, y, se avergüenza de todo lo que está Escrito en las Sagradas Escrituras, y, además se avergüenza de llevar parte de mi genética Divina, y, además es cómplice del mal que domina este mundo!

 

¡POR UN SOLO PAIS, EL MUNDO! ¡POR UNA SOLA BANDERA! ¡POR UN SOLO IDIOMA! ¡POR UN SOLO DIOS!

 

Os quiero hijos míos. Justicia, paz, amor y felicidad.-Dios Poderoso (Cristo Maestro Andar)

 

Mandar a todo medio de comunicación, organismos, ONU, políticos, religiosos, iglesias, ONG, sindicatos, Internet, etc., nacionales e internacionales (Traducir a otros idiomas)

 

(Más información en: cristo.webblog.es, ungranmonte.rsfblog.org, ungranmonte.wordpress.com, ungranmonte.blogia.com, ungranmonte.blogspot.com)

 

24/01/2011 11:50 Cristo Enlace permanente. sin tema